El pasado domingo tuvo lugar, en el Pabellón Laura Gil de Santo Ángel, la tercera jornada de Primera División, en la que el FP Amusal Santo Ángel recibía, a otro de los equipos invictos hasta el momento, de la categoría, el UCAM Murcia.

El partido estuvo marcado por el ritmo de los locales, impuesto desde el inicio, tanto en defensa como en ataque. Los de Carlos Padial salieron muy concienciados al partido, sin dar respiro en ningún momento a un joven UCAM Murcia, en el que no se encontraban respuestas ante la intensidad y acierto local.

El buen hacer y superioridad de Santo Ángel se hacía visible en el marcador poco a poco. A la llegada del descanso, el partido parecía ya sentenciado de lado local.

A los visitantes pareció sentarles bien los minutos de descanso porque no bajaron los brazos en ningún momento. Los pupilos de Andrés Medina metieron una marcha más al partido y ahí, Santo Ángel, pareció dudar por momentos. Esos minutos de desconcierto fueron aprovechados por UCAM para reducir distancias en el marcador, aunque nunca consiguieron hacer peligrar la victoria local.

Entre tanto alboroto, Santo Ángel volvió a la versión de la primera parte tras un tiempo muerto de Carlos Padial. El partido volvió a su cauce para los locales que, con esta victoria (79-69), siguen como líderes invictos junto a Molina Basket.

 

En el próximo encuentro viajaremos a Lorca, para enfrentarnos a uno de los equipos más fuertes de la competición.